El boom de los Smart-Buildings

Los Smart Buildings son edificios inteligentes que han encontrado una realidad mucho más palpable en el desarrollo sostenible.

Hace ya tiempo que se empezó a hablar de los Smart-Building; sin embargo, los primeros coletazos sobre este término parecían apuntar simplemente a la domótica. Sin embargo, a día de hoy y más de 30 años después, los edificios inteligentes han encontrado una realidad mucho más palpable en el desarrollo sostenible. La razón parece clara: los edificios inteligentes no son una tendencia, sino un requisito.

 

La urbanización sostenible

El concepto de edificios inteligentes hace referencia a la integración de soluciones de gestión de la energía activa y pasiva, diseñadas para optimizar el consumo y para promover la comodidad y la seguridad de los usuarios.

Para que un edificio sea inteligente debe estar conectado a sí mismo. Es decir, nos presentamos ante un conjunto de soluciones innovadoras que permiten una gestión automatizada de la construcción, basada en la comunicación entre los órganos de distribución y en control de energía.

En este sentido, la construcción de un edificio inteligente involucra a todos sus elementos, donde se incluyen el agua, la calefacción, la electricidad y los residuos; y aporta cuatro ganancias principales:

  1. Reducción del consumo energético.
  2. Mejora del confort en el hogar o en lugar de trabajo (incluye sistema de climatización, de iluminación y de domótica).
  3. Optimización de los sistemas de seguridad y control del edificio.
  4. Desarrollo de la eficiencia energética de los edificios. 

Lo que se persigue, por tanto, es un proceso de urbanización sostenible con un doble reto donde debe hacerse posible que el impacto sobre el medio ambiente sea mínimo y permanezca controlado.

El escenario de retos

Según la normativa europea, para el año 2020 será necesario que todos los edificios sean de consumo cero.  Se estima, también, que con los Smart-Buildings y la urbanización inteligente con tecnología avanzada puede hacer ahorrar hasta un 20% de la energía mundial. Además, el abastecimiento de estos edificios mediante fuentes de energía 100% renovables es viable. Téngase en cuenta que la instalación de plantas fotovoltaicas en los techos pueden producir un 34,8% de la capacidad de producción de electricidad a largo plazo.

Smart buildings

El éxito de este nuevo concepto sostenible de Smart Building no solo depende de los procesos de construcción, sino también de los usuarios que actúan como “activistas de consumo” adaptándose a nuevos comportamientos y cuidando el impacto de las nuevas tecnologías en las edificaciones.

También es necesario que tanto los cambios normativos como en materia de infraestructura converjan para hacer de los usuarios el eje común de sus avances. El objetivo final, para ambos, debe ser la reducción del impacto económico y también ecológico. Por tanto, debemos orientar el uso de la energía térmica, la energía eléctrica y la energía renovable hacia la consecución del rendimiento óptimo de los edificios.

En este sentido, para los grandes fabricantes y empresas que ven en la construcción de los edificios inteligentes la oportunidad de reforzar su eficiencia y rentabilidad, el reto es simplemente económico.

 

La apuesta de Algeco por la eco-sostenibilidad

De forma acorde a este contexto, e Algeco hacemos cumplimiento con nuestros valores eco-sostenibles mediante nuestros procesos de construcción modular. Como pioneros en este ámbito, trabajamos para conseguir el ahorro de energía simple y efectivo en nuestros módulos.

Smart buildings planos

Para ello, optimizamos las posiciones de iluminación y los sistema de calefacción, refrigeración y de agua de diferentes maneras, como es mediante el cierre del grifo con mezclador o la instalación de calentadores inteligentes, así como gracias al uso de válvulas de retención en los cuadros de ducha.

Otra prueba de nuestro compromiso por este proyecto y de la eficacia de nuestro empeño es la concepción del primer vestuario secado mediante la extracción de aire como producto único en el mercado y de fabricación propia.

El Algeco trabajamos para que cada vez esté más cercano el día en el que la construcción sostenible no solamente sea una realidad en casos aislados, sino que esté presente en barrios y ciudades enteras.

Compartir: