Muy buena acogida a las construcciones modulares de Algeco en las escuelas de Barcelona

Durante el mes de agosto, Algeco ha colaborado con el Consorci d’Educació para incorporar en varias escuelas construcciones modulares.

Durante el mes de agosto, Algeco ha colaborado con el Consorci d’Educació para incorporar en varias escuelas construcciones modulares.

Las edificaciones modulares se han instalado en 4 centros que comentamos en este artículo de nuestro blog: Entença, La Sagrera y La Llacuna (como centros de escuelas primarias), y el Instituto María Espinalt, donde se han acogido 4 aulas de dos plantas. En concreto, han sido diferentes módulos del sistema Progress 2.

Colegio Progress 2

La respuesta tanto de los padres como de la Administración ha sido muy positiva. Mercè Massa, gerente del Consorci de Educación de Barcelona y tercera teniente de Alcalde, ha calificado las construcciones modulares de Algeco como “instalaciones muy bien pensadas, con un aislamiento acústico y térmico muy bueno”, tal y como ha declarado recientemente en este artículo del diario catalán Ara.

Noticia en diari Ara

En esta línea, Massa ha reconocido que gracias a las edificaciones de Progress 2 de Algeco se ha podido comenzar el curso en los 4 centros educativos barceloneses.  Además, se prevén como una solución “flexible ya que se pueden adaptar a las necesidades de cada centro”.

 

“No tienen nada que ver con los barracones”

“No tienen nada que ver con los barracones que impregnan el imaginario colectivo”, se ha señalado por parte de la Dirección de las escuelas de La Sagrera y Entença donde se han instalado los sistemas Progress 2.

Para los centros, tal y como han declarado en un artículo publicado en el medio Vilaweb lo más importante es que se mantenga la calidad en la construcción y valoran la posibilidad de realizar cambios a lo largo del tiempo en función de las necesidades del centro.  Puedes leer aquí todas las características técnicas del Sistema Progress 2.

Vilaweb noticia

Es en este aspecto que Marta Utset, Directora de la escuela La Sagrera, donde se incorporado el sistema de Progress 2 de Algeco, ha señalado en este artículo del diario Ara que “se ven ventajas respecto a un edificio tradicional pues en ellos no hay posibilidad de intervención y las necesidades de la escuelas se van configurando en función de su crecimiento de futuro”.

Compartir: