La arquitectura modular también está presente en la innovación hotelera

Ciertos sectores de actividad están claramente marcados por la estacionalidad de sus productos y servicios; y en el caso de la industria hotelera, estos picos de actividad están suficientemente claros. Es en este contexto donde surgen los hoteles prefabricados como ventaja competitiva frente a la fuerte competencia, ya que este método de construcción permite acortar plazos y disponer de nuevos complejos en un tiempo record.

Ventaja competitiva

Cada vez más franquicias hoteleras se suman a la construcción modular como estrategia de crecimiento y expansión. La razón la encontramos en que en muy pocos meses se pueden construir hoteles enteros, completamente finalizados y equipados de una temporada a otra. Todo ello permite que los propietarios de las grandes cadenas obtengan un rápido retorno de su inversión y nuevos beneficios; así como llegar primero a nuevos destinos populares que aún no estén explotados por otros competidores.

Gracias a la eficiencia de la construcción modular el sector hotelero puede contar con un producto consistente y de primeras calidades construido en solo la mitad del tiempo en comparación con la construcción tradicional.

Proceso de fabricación

La fabricación de los hoteles modulares comienza en las naves de producción, en un sistema cerrado y controlado por manos de obra cualificada. Allí se siguen los planos del proyecto para fabricar en paralelo los elementos que luego se transportarán y se ensamblarán en el destino final como si fueran piezas de un gran puzzle.

Este sistema de fabricación optimiza procesos y reduce notablemente los tiempos de construcción sin sacrificar la calidad. Y todo ello respetando el medio ambiente y reduciendo al mínimo el impacto sobre el entorno; por lo que la arquitectura modular también es una alternativa sostenible ideal para hoteles situados cerca de entornos naturales y con una biodiversidad única.

El resultado son hoteles prefabricados completamente configurables y personalizables donde la estética y el confort se han cuidado hasta el mínimo detalle. Esto posibilita que el sector hotelero pueda seguir ofreciendo productos de lujo, como son las suites prefabricadas donde se incluyen cocina, área de descanso y dormitorios. Estas habitaciones están construidas a partir de módulos que pueden añadirse o retirarse según las necesidades de cada momento, para poder dar una respuesta eficaz a períodos de mayor demanda.

En suma, la construcción modular de hoteles prefabricados presenta una gran oportunidad para el sector donde la rapidez de las obras, la optimización de costes, la flexibilidad de las instalaciones y la calidad de todo el proyecto facilita el crecimiento y el desarrollo de las empresas.