El acero es el material estrella de la construcción modular

Las virtudes del acero hacen que este material sea el buque insignia de la construcción, tanto modular como tradicional. Teniendo en cuenta que da respuesta a una gran variedad de necesidades, incluso se podría hacer el símil con una navaja suiza. En este artículo te explicamos la importancia de esta aleación, tan imprescindible en el día a día.

Apostando por el acero desde sus inicios

Hace poco más de 40 años, los módulos estaban hechos de madera, pero en Algeco comenzamos ya a construir con acero a principios de la década de los ochenta.

Este primer marco completo de acero se realizó con paneles de revestimiento de metal, lo que constituyó el primer paso para diseñar los actuales los contornos de las estructuras de los módulos Origin, Advance y Progress. Con este nuevo método de fabricación, en Algeco pudimos innovar en el sector otorgando más “modularidad” al sistema modular, ya que el acero permitió colocar puertas y ventanas en cualquier parte del mundo, frente a las limitaciones de la madera.

Además, a diferencia de la madera, donde todo tiene que ser clavado, los módulos de acero se pueden desmontar en pocos minutos. El acero es apilable, atornillable, encajable… Ofrece grandes posibilidades para la construcción modular y por tedas estas razones en Algeco siempre hemos apostado por este material para dar vida a nuestras construcciones.

El hormigón necesita acero para existir, pero no ocurre al contrario

El acero se puede utilizar para la construcción ligera porque requiere poco, a diferencia del hormigón. Además, tiene propiedades que cumplen con las restricciones más exigentes, incluso en el caso de las construcciones sísmicas. Es un material ligero, fuerte y flexible, que se presta para todas las construcciones y en todas las fabricaciones.

Sin acero, no habría construcción de hormigón. El concreto siempre necesita acero para existir, pero no ocurre al contrario. Por ejemplo, los marcos del hormigón armado están hechos de acero, pero el acero puede funcionar perfectamente de forma independiente.

Pero la mayor prueba de la calidad del acero probablemente radica en su durabilidad. Si está galvanizado o se ha pintado con cuidado, puede perdurar en el tiempo casi infinitamente. La prueba las encontramos en las grandes estructuras fabricadas de acero, como podemos ver en muchos puentes o incluso en la Torre Eifell, con 300 metros de altura y más de 120 años de antigüedad.

Las principales ventajas del acero

  • Versátil. El acero es un material particularmente maleable. Se puede doblar, retorcer, soldar, atornillar, remachar... Funciona de todas las maneras, es como una especia de caucho sólido.
  • Maleable y preciso. Con el acero es posible trabajar al milímetro y en estructuras muy finas. El acero tiene la ventaja añadida de ser fácilmente transportable, ya sea en la carretera o mediante grúa, no hay prácticamente ningún riesgo de agrietamiento, a diferencia de lo que ocurre con el hormigón, que se resiente con las sacudidas.
  • Ignífugo. Otra ventaja del acero es su naturaleza incombustible. Pase lo que pase, no se quema. Se puede conseguir un lado térmico con una pared perfectamente aislada con una simple lana de vidrio. También se clasifica "A1" o "M0", al igual que el hormigón.

El acero es el rey de los ecomateriales

Los núcleos interno y externo de la tierra están compuestos en un 80% de hierro, por lo que podríamos decir que recurso es inagotable. Y el acero también lo es, ya que se forma en gran parte a partir del hierro.

Además, el acero se ensambla en matriz seca. Mientras que el hormigón requiere hasta 28 días de secado para presentar su resistencia máxima, mientras que en una construcción de madera de acero, es posible colocar el revestimiento inmediatamente. En las instalaciones modulares, el tiempo de trabajo se acorta considerablemente debido en parte a las propiedades de este extraordinario mental.

Otra ventaja del acero es su capacidad para mantener espacios limpios. Sin embalaje, con pocos camiones, sin  producir polvo y apenas ruido, el acero se convierte en el rey de los ecomateriales.

El acero también es 100% reciclable indefinidamente. Los módulos de Algeco están compuestos por este material, pero también de madera y vidrio; por lo que son casi totalmente reciclables y, por lo tanto, son especialmente respetuosos con el medio ambiente.