Hoteles modulares prefabricados, la nueva tendencia

En la actualidad, nadie puede dudar de la importancia que ha adquirido y sigue adquiriendo el cuidado del medio ambiente en nuestra sociedad. Cada vez más empresas e industrias apuestan por fabricar productos menos contaminantes, sostenibles en el tiempo y que ocasionen el mínimo impacto en el entorno. La arquitectura modular cumple con todos esos requisitos, y eso no ha pasado desapercibido en las grandes compañías hoteleras.

Cada vez son más los viajeros que deciden alojarse en hoteles que respetan el medio ambiente y eso ha provocado un aumento de las edificaciones turísticas con este tipo de construcción.

Muchas cadenas hoteleras han empezando a apostar por esta alternativa responsable en sus planes de crecimiento, cuya característica principal es la sostenibilidad medioambiental. 

Los hoteles de estructura modular fabrican las habitaciones, sanitarios, recepciones, hall, oficinas… todo lo que un hotel puede necesitar. En muchas ocasiones la fabricación se realiza a kilómetros de distancia del lugar donde se va a ubicar el hotel, siendo luego transportado al lugar de destino. Las unidades modulares se crean de forma individual siguiendo los requisitos y personalizaciones que haya decidido el cliente, proporcionando un producto final que encaja con el espíritu de su cadena hotelera. Cuando los módulos llegan al lugar de instalación, una grúa los colocará uno encima del otro hasta que la estructura del alojamiento se complete, y posteriormente los trabajadores simplemente deberán conectar los sistemas eléctricos y los sistemas hidráulicos.

 

hoteles modulares

Principales ventajas de la construcción modular en hoteles

 

Como ya hemos comentado, cada vez más cadenas hoteleras se suman a la construcción modular como estrategia de crecimiento y expansión.

A continuación, explicamos las ventajas que tiene construir de esta forma alternativa. 
 

- Reducción en los plazos de entrega

 

La reducción del tiempo de entrega es una de las principales ventajas de este modelo de construcción. Como los módulos ya están montados, se pueden construir hasta 4 habitaciones en un sólo día, un tiempo récord que resulta inviable en la construcción tradicional. Según nuestra experiencia, el tiempo de desarrollo y construcción que podría suponer un proyecto que normalmente tarda dos años en completarse, se podría terminar entre 12 a 18 meses. 

 

- Reducción en los costes de producción
 

La arquitectura modular, por norma general reduce considerablemente los costes, además de su tiempo. Gracias a la reducción en los costes de los hoteles prefabricados modulares, se puede ofrecer un hotel de cuatro estrellas a un precio mucho más razonable que un hotel de 4 estrellas tradicional. Por lo que los huéspedes también saldrán en este sentido beneficiados.

 

- Diseño modular flexible
 

Otra de las grandes ventajas del diseño modular es la flexibilidad que hay a la hora de construir. Las reformas, las modificaciones y las extensiones pueden hacerse fácilmente con un mínimo de esfuerzo o de interrupción. 

Si un hotel necesita una ampliación, sus módulos podrán construirse fuera de él, evitando ruidos indeseados que puedan molestar a los huéspedes o vecinos. Una vez creados los módulos se colocarán fácilmente el día programado mediante grúas especializadas. De esta forma, además de evitar la contaminación acústica, también reducimos el impacto medioambiental sobre el entorno.

 

En definitiva, podemos decir que la construcción modular presenta una gran oportunidad para el sector hotelero, donde la rapidez de las obras, la optimización de costes, la flexibilidad de las instalaciones y la calidad, facilita el crecimiento y el desarrollo de las empresas. A pesar de que esta alternativa de construcción está experimentando un rápido crecimiento, todavía no existen muchos hoteles modulares en el mundo. No obstante, este pensamiento orientado a la construcción sostenible está cada vez más desarrollado para futuros proyectos en muchos países europeos.