Métodos modernos de construcción modular

Cada vez existe una mayor demanda de edificios que satisfagan necesidades de vivienda y laborales, así como de educación y otros sectores; y todo ello supone diferentes desafíos para la industria tradicional de la construcción, la cual encuentra cada vez más difícil cumplir con los nuevos requisitos mientras mantiene los estándares de siempre. Sobre este panorama, la construcción modular moderna ofrece una solución: ofrece módulos flexibles, asequibles y superiores para una amplia gama de usos.

Los beneficios de la construcción modular

Un edificio modular es simplemente una instalación formada a partir de módulos seccionales prefabricados que se pueden configurar para que se unan a la perfección y así crear un edificio que cumpla con especificaciones precisas. El proceso y el método de diseño de la construcción modular hacen que sea una opción cada vez más atractiva para una amplia gama de proyectos, ya que los edificios prefabricados de hoy en día se pueden diseñar teniendo en cuenta las necesidades exactas de cada cliente y se pueden construir incluso para usos definitivos.

-Flexibilidad: cuando se trata de diseño, la construcción modular ofrece infinitas posibilidades. La flexibilidad de estos procesos permite que este método se pueda utilizar para construir desde el colegio perfecto hasta un espacio de oficina moderno. El diseño innovador y atractivo se puede adaptar a cada cliente, asegurando el cumplimiento de una variedad de planos y conceptos.

-Entrega rápida – Ante las necesidades urgentes de espacio, la forma en que se construyen los edificios modulares implica que se puedan completar los proyectos mucho más rápido que los métodos de construcción tradicionales. Dependiendo del tamaño y diseño de las nuevas instalaciones, los componentes pueden estar listos para ser entregados en el sitio en cuestión de semanas.

-Minimiza la interrupción: Como la mayor parte del trabajo de configuración de un edificio modular se lleva a cabo fuera del destino final, la interrupción sobre el terreno y la huella sobre el entorno se reduce al mínimo y no interrumpe el normal desarrollo laboral de la empresa.

-Ahorro de costes: el proceso de construcción modular, frente al modelo tradicional, supone un importante ahorro presupuestario para las empresas. Además, el mínimo tiempo de construcción en el sitio también representa la opción más rentable. Y todo ello apoyado por construcciones de calidad.

-Sostenibilidad: los edificios modulares también pueden beneficiar al medio ambiente. Mediante el uso de materiales sostenibles, con la reducción del coste del ciclo de vida y la reducción de desechos, las prácticas de construcción modular pueden ser mucho más sostenibles que las alternativas.

-Longevidad: Inicialmente, los módulos prefabricados fueron diseñados como soluciones temporales, pero los proyectos actuales ya cuentan con cualidades necesarias para prolongar su durabilidad hasta alcanzar el uso definitivo, lo que garantiza que las instalaciones modulares puedan seguir atendiendo sus necesidades de espacio durante años después de la construcción.

-Escalable: Frente a los planes de crecimiento, el proceso de construcción modular es ideal. A diferencia de los métodos de construcción tradicionales, la arquitectura modular es sencilla, rápida y eficaz para adaptar cualquier edificio a las necesidades cambiantes que vayan apareciendo con el tiempo. El diseño se puede reconfigurar y los módulos superponer hasta dos alturas.

Como ya hemos dicho, el proceso de construcción para edificios modulares es mucho más corto que los construidos con otros métodos. Esto no solo significa que su proyecto se pueda completar más rápido, sino que también ofrece una solución rentable sin comprometer la calidad.

 

¿Cómo se puede utilizar la construcción modular?

La flexibilidad que proporciona la construcción modular permite que un amplio abanico de sectores, actividades y usos encuentren la solución que necesitan para sus proyectos: 

-Instalaciones escolares y educativas.

-Edificios sanitarios.

-Espacios de oficina

-Puntos de venta inmobiliaria.

-Unidades de seguridad y protección civil

-Instalaciones deportivas y de ocio.

-Módulos para eventos.

-Vestuarios prefabricados y WC portátiles.

-Casetas y contenedores de obra.

Para la implantación de módulos prefabricados que cumplan cualquiera de los usos citados, es posible que se necesite realizar previamente a la instalación sobre el destino final algunos trabajos de construcción como excavaciones, construcción de cimientos y drenaje del sitio, pero incluso en estos casos la construcción modular proporciona un desarrollo mucho más rápido porque trabaja de forma simultánea tanto en fábrica como en destino.

Además, una vez que está preparado el sitio, el proceso de instalación del edificio es relativamente rápido, ya que únicamente es necesario realizar los ensamblajes y las conexiones de los servicios públicos antes de comenzar con los acabados interiores.

En Algeco contamos con más de 50 años de experiencia como empresa de referencia en el sector de la arquitectura modular. Apostamos siempre por la innovación y por la calidad de todas nuestras soluciones modulares, las cuáles adaptamos siempre al máximo a las necesidades de nuestros clientes y que representan las bases de nuestro éxito.