¿Qué es el diseño modular y cómo puede beneficiarte?

El diseño modular es un enfoque de diseño que subdivide un sistema en partes más pequeñas llamadas módulos o plataformas, que pueden crearse de manera independiente y luego usarse en diferentes sistemas. El diseño modular se caracteriza por la partición funcional en módulos escalables y reutilizables, el uso riguroso de interfaces modulares bien definidas y el uso de estándares industriales.

 

El foco de la industria está puesto ahora en la modulación de piezas tectónicas, que permiten una construcción más eficiente y sostenible. La arquitectura modular tiene como reto en el siglo XXI la “customización” de las viviendas sin que esto aumente los precios ni reduzca los estándares de calidad.

 

El desafío de la arquitectura modular

 

La construcción es una actividad que se encuentra limitada por las constricciones espaciales y temporales de un lugar concreto y de una obra determinada, lo cual puede acarrear consigo importantes trabas en el desarrollo de un proyecto de índole tradicional, sujeto a una gran planificación y proceso de creación.

La arquitectura modular es una arquitectura muy versátil y personalizable. Versátil en el sentido de que es utilizable en instalaciones permanentes y temporales y es capaz de llegar a lugares en los que construir un edificio convencional no sería posible. Y es personalizable porque su sistema constructivo permite agregar, sustituir y eliminar módulos que ya no necesitamos y darles la imagen exterior que se adapte a las líneas corporativas de su empresa. 

La modularidad significa usar el mismo modelo de módulo en múltiples configuraciones, que permiten una gran variedad de diseños sin usar muchos tipos de componentes.

A través de la modularidad, pueden lograrse varios diseños, al tiempo que se logra un bajo coste para su desarrollo, así como un ahorro de costes en diseño, construcción y tiempo.

 

arquitectura modular

 

¿Por qué apostar por la arquitectura modular?

 

La arquitectura modular es capaz de ofrecer soluciones rápidas y eficientes a grandes y pequeñas industrias para sus necesidades de espacio temporales y permanentes.

El diseño modular se caracteriza por propiedades como la capacidad de actualización, la facilidad de servicio, la flexibilidad... Además, una gran ventaja de la arquitectura modular es que se puede reemplazar o agregar cualquier módulo sin afectar el resto del sistema.

¿Por qué es tan importante animar a los diseñadores a usar la arquitectura modular? La respuesta está en la forma en que utilizamos los sistemas modulares. Se pueden crear infinitos números de diseños y formas arquitectónicas con un simple conjunto de módulos, además de las ventajas medioambientales que aporta.

 

Podemos considerar que la principal ventaja de la arquitectura modular es la rapidez de ejecución, algo que se debe en gran manera a la posibilidad de planificación previa. Esto nos permite un mayor control de la cantidad y calidad de los materiales utilizados, facilitando el montaje y la gestión, cosa que con la arquitectura tradicional es imposible de prever.  Si además le sumamos la rapidez y la facilidad de planificación del conjunto de instalaciones necesarias y un control de las mismas, se obtienen unos resultados energéticamente mucho más eficientes que en la arquitectura convencional. Además, permite la posibilidad de reutilización y reciclaje de materiales, un factor muy importante.